NoEscuches

Crisopa: Medicamentosa

Posted in Ambient, Crítica, Creative Commons, Electrónica, Música by noescuches on julio 2, 2009

addSensor009_150pix

autor: Crisopa

álbum: Medicamentosa

discográfica: Addsensor

Estaba comprobando las novedades que me señalaron mis colaboradores esta semana y hay cosas muy interesantes. Sin embargo la orientación de esta publicación no es la de ametrallarte con todo lo que va saliendo, sino establecer un filtro (subjetivo, pero con solvencia) y profundizar en lanzamientos que lo merecen. Así tengo todo el tiempo que quiera para ir rescatando joyas de hace años.

Y menuda joya te he traído hoy.

Antes de nada. Te recomiendo que pinches en la imagen, te bajes el EP, lo pongas a un volumen altito y dejes de leer hasta haber terminado la escucha.

Escucha el inicio. Ya es emocionante ¿verdad? Se intuye algo grande, algo sobrecogedor que nos espera a la vuelta de la esquina. Pero no. Lo vamos a ir descubriendo paso a paso, disfrutando de sus numerosos matices.

Esta es la maestría de Crisopa (Santi Lizón), que va a saber dosificarnos las emociones y los descubrimientos sin sobresaltos, mejor que el Dr. Greene dosifica el goteo en E.R. Y no te confundas, con esto no estoy diciendo que sea rácano a la hora de darnos las armonías, melodías; emociones en definitiva. Va a ser muy generoso. De hecho hay un género predominante en el mundo de los netlabels, el minimal, que busca como seña de identidad, darnos con cuentagotas la música. A veces te hace sospechar si lo que está pasando es que no se manejan bien en este terreno y disfrazan de objetivo alguna que otra carencia. Pues como te iba diciendo, este no es el caso. Aquí encontrarás dosis generosas de música y bien administradas.

Ya nos las hemos visto con composiciones que sugieren espacios antes. Aquí hay algo más. Queda claro que el sitio que Medicamentosa nos hace visitar es un lugar vasto, pero íntimo a la vez. Como si mirásemos el interior de la mente de alguien. Sabemos que el cerebro es donde está contenida, y por muy grande que sea un cerebro no abulta más que una pelota de fútbol. Sin embargo, lo que contiene la mente es inabarcable. Pues bien, el EP parece girar en torno a una mente o consciencia en un estado concreto, y en cada uno de los temas le echamos un vistazo desde un ángulo distinto. Por ejemplo en algo cián estamos claramente contemplando todo a vista de pájaro.

Las estructuras por lo general se basan en un patrón melódico bien trazado, que se va a repetir a lo largo de todo el tema. Lo común es que empiece de forma suave y que se vaya reforzando a medida que pasa el tiempo. Iremos disfrutando de matices distintos y viendo como evoluciona el patrón, disfrutando de cada momento, pues al ser ciclos repetitivos, podemos anticipar en parte lo que va a pasar y nos sentimos como en casa. La repetición es beneficiosa, como para las plantas cuando llueve sobre mojado. El agua penetra bien en la tierra y no escurre por la superficie estropeando los tallos.

Las melodías apoyan lo anterior, porque son de esas que parece que has estado oyendo toda la vida. Es más, son sorprendentemente pegadizas, y te puedes sorprender a ti mismo tarareándolas un par de días después de la escucha, mientras revisas el correo electrónico y borras anuncios de viagra.

Hay sonidos deliberadamente imperfectos, en las frecuencias altas un ruido penetrante como si nos dijera: “Hey, soy digital. Y a mucha honra”. Hay mucho piano eléctrico (o así me lo parece) tocado en vivo, la herramienta narrativa que nos va describiendo paso a paso lo que nos rodea. Los bombos metidos en ese gran espacio que nos propone suenan como lejanas explosiones rítmicas. Los platillos y crujidos agudos están tratados con delicadeza, programados con precisión, para marcarnos el paso perfectamente en nuestro recorrido por los paisajes emocionales

Tetris triste, además de juego de palabras y trabalenguas (intenta decirlo 5 veces seguidas), es más introspectiva pero igual de épica. Se adivina una guitarra española perfectamente integrada en el ambiente.

Todo está inundado de ecos en los que nos podemos recrear y que dan lugar a coincidencias cambiantes y una riqueza extraordinaria.

Quizá es algo más que coincidencia que lo tenga en la estantería por orden alfabético justo después de Christ. Tampoco queda lejos de Brian Eno en su serie Ambient ó en mi favorito Apollo. Si no tienes trabajado a Brian Eno (vergüenza debería darte) puedes ponerte el inicio de “Where the streets have no name” de U2 donde sin duda estaba el señor antes mencionado haciendo de las suyas.

No quiero que se acabe, pero Nana Veloz marca el fin de este EP, y sin duda nos dejará con una sonrisa ensoñadora (expresión facial más conocida como “cara de bobo”) a la espera de su próximo lanzamiento.

Por cierto, Medicamentosa se publicó en Addsensor, discográfica (o netlabel, como les gusta autodenominarse) de Madrid, que no estaría mal que investigases un poquito. Puedes encontrar cosas muy interesantes, y desde luego la presentación es inmejorable. Un 10 para ellos también.

Crisopa se puso en contacto con NoEscuches y tuvo la amabilidad de enviarnos una pieza exclusiva para todos vosotros, un mini-track de casi 2 minutos. Puedes descargarla aquí:

Crisopa: 11 días mejor.mp3

¿Veis de qué estoy hablando? ¿A que es genial? ¡Muchas gracias, Crisopa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: