NoEscuches

NoEscuches en phlow.es

Posted in Noticias, Uncategorized by noescuches on mayo 13, 2010

Creo que a estas alturas ya habrás tirado la toalla y no esperarás encontrar nada nuevo aquí. Si aún sigues leyendo, debo decir que la constancia nunca fue uno de mis fuertes así que vayan mis disculpas por delante.

Aún así te diré que cosas interesantes han pasado para NoEscuches. Phlow.es se interesó por mi trabajo como crítico musical y, tras una ardua y prolongada negociación, me he unido a su plantilla.

Centraré allí mis artículos de crítica y luego aparecerán aquí con un cierto retraso.

Este sitio en el que estás leyendo (NoEscuches) será mi base  de operaciones y aquí centraré artículos de noticias y de opinión sobre este maravilloso mundo de la música electrónica buena. Ah, y mayoritariamente publicada bajo licencia creative commons.

También te diré que he seguido y sigo activo en twitter para la interacción en tiempo real (casi). Y confirmo que myspace está practicamente muerto, así que no me prodigo mucho por allí (¿Recordatorio de cumpleaños?¿En serio?)

Pues nada, muchas gracias por seguir leyendo. En breve más.

Tagged with: , , ,

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Posted in Manifiesto by noescuches on diciembre 2, 2009

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Debates en torno al negocio musical

Posted in Historias, Noticias, Opinión by noescuches on septiembre 23, 2009

Hola amigo. Las vacaciones  cansan, y en algún momento tendré que volver al día a día.

Ayer me vi implicado en un debate a través de twitter. Es fantástico. No te enteras de mucho de lo que se dice en el debate real, nada más que de ciertas frases seleccionadas por el personal encargado de twittear la jornada. El evento en cuestión es el 2º taller de la música y está teniendo lugar en Valencia.

En concreto ayer hicieron una mesa redonda con los siguientes invitados con los siguientes mensajes de partida:

Juan Jiménez (director de Software Marketing de Sony Computer Entertainment España):
“La música en el ocio electrónico”.
Mario Rigote (director de La Central Digital): “Venta y distribución online”.
Kiko Fuentes (ex director general de Warner Music Spain): “Radios a la carta en la red”.
Christian Negre (codirector de Netaudio.es): “Netlabels (discográficas digitales)”.

Como digo, seguir la charla por twitter es una experiencia desconcertante, pero la sensación es que no se diferenció mucho de esta otra, en la que hay unos “colegas” ranciotes defendiendo el “negocio” actual y metiendo miedo al público en general diciendo: “buuu, se acaba la músicaaa, internet es malooo, el emule nos lleva derechitos al infiernooo, spotify se hundeee” (mi mecanismo de traducción instantánea actúa y yo solo oigo: “mi empresa no produce los resultados esperados, como otras muchísimas”). Mientras, hay en una esquina un invitado testimonial que está en el presente y tiene relación con el mundo digital, en el caso de radio nacional era Enrique Dans, en lo de ayer en valencia sería Christian Negre de netaudio, con una visión completamente realista, hablando desde la sinceridad de sus creencias y no intentando torcer un poquito esa realidad para seguir exprimiendo un poco más ese negocio que tan bien les fue en el pasado. Lo que dicen Enrique y Christian son verdades como puños. La gente no piratea, no se descarga música de forma ilegal (no es ilegal según la legislación y casi nadie va en barco con parche). La gente tiene el contenido digital en el ordenador al instante, en cuanto lo quiere. Esto ya lo dije en un post anterior. Nos gusta compartir lo que nos gusta oir.

A modo de resumen de lo que pasó en Valencia el título: “2º Taller de la Música “El nuevo modelo musical”. Piratería, descargas ilegales, intercambios P2P e industria musical. De la crisis a la oportunidad”

Esta tarde en Valencia hay otra mesa redonda donde están invitados Borja Prieto (director de contenidos MySpace), Arturo Castelló (director de Canales Corporativos), Víctor Domingo (presidente de la Asociación de Internautas),  Ignacio Escolar (ex director del periódico Público). A lo mejor lo vuelvo a seguir por twitter, dependiendo de lo que aguante la batería del miniportátil en la playa y lo pesados que se pongan los fans con los autógrafos, y eso que me dejé barba. Pero no prometo nada, me da mucha pereza.

Bueno, estuvo bien para abrir boca sobre lo que va a venir este curso que empieza.

En breve nuevas críticas de la mejor música libre. ¿Debe existir alguna música que no sea libre?

Eso sí sería un debate interesante.

Celer: Red Seals

Posted in Ambient, Crítica, Creative Commons, Música by noescuches on agosto 11, 2009

celer

autor: Celer

álbum: Red Seals

discográfica: Archaic Horizon Records

El mes pasado nos llegaban malas noticias. De las peores. Celer era un dúo compuesto por Will Thomas Long y Danielle Baquet-Long. Pues Danielle falleció el 8 de julio de 2009. Los (numerosos) discos de Celer siempre habían estado rondando entre lo que suelo escuchar asiduamente, pero desconocía por completo quiénes, e incluso cuántos, eran los integrantes del grupo. Por eso, a modo de homenaje, he decidido hablar hoy sobre Celer en NoEscuches. Y hablaré de lo único que sé hablar. De música.

Red Seals fue publicado a la vez en formato mp3 por Archaic Horizon (imprescindible visitar su web) y en formato CDr, incluyendo una carpetilla pintada a mano con stencil. El EP se nos presenta en dos temas separados y extensos, ambos con un rimo pausado, con una pulsación firme pero progresiva y tranquila. La comparación más evidente sería las olas del mar en un día en el que no hay tormenta. Contemplamos como viene una ola. Después viene otra. Luego otra más. Es una cadencia relajada, casi hipnótica, de olas similares que acarician nuestros pies, pero en cada ocasión descubrimos nuevos matices.

Vamos descubriendo un organismo vivo que respira, que siente y que se comunica con nosotros. Nos va guiando vagamente entre armonías incompletas, imperfectas, caleidoscópicas y con cabos sueltos. Activan nuestra imaginación y nos hacen recorrer lugares desconocidos, pero que nos resultan familiares. Parte de ellos están en nuestro interior. El organismo que nos guía a través de la música nos cuenta cosas sobre sí mismo, sobre nosotros, sobre la tierra. Es antiguo. Y grande, inmenso. Quizá este ser sea el Océano Pacífico. Sabemos que fue la inspiración de Celer para éste este álbum. Sabemos que fueron grabaciones de campo de los ruidos cercanos al Océano los que iniciaron las composiciones de Red Seals. Pero con esta grabación y su posterior procesamiento se ha conseguido crear algo más, sin duda marcado por la habilidad, personalidad e intuición de los compositores.

Notamos inmediatez, sensación de que lo que tenemos entre manos es algo fresco. No quiero decir que esté poco trabajado, sino que se basa en conceptos sencillos y efectivos, pero que dan lugar a resultados complejos y sorprendentes. Como cada ola que llega a la orilla es parecida a la anterior, pero tiene miles de detalles en los que perderse.

Son piezas largas, lentas, insistentes. Rápidamente pasan a formar parte de la normalidad que nos rodea. Es fácil olvidarnos de que estamos escuchando música, actúa sin problema en un segundo plano, aunque si prestamos toda nuestra atención sin duda sacaremos mucho más provecho y satisfacción. Y cuando acaba, irremediablemente notamos su ausencia.

Crisopa: Medicamentosa

Posted in Ambient, Crítica, Creative Commons, Electrónica, Música by noescuches on julio 2, 2009

addSensor009_150pix

autor: Crisopa

álbum: Medicamentosa

discográfica: Addsensor

Estaba comprobando las novedades que me señalaron mis colaboradores esta semana y hay cosas muy interesantes. Sin embargo la orientación de esta publicación no es la de ametrallarte con todo lo que va saliendo, sino establecer un filtro (subjetivo, pero con solvencia) y profundizar en lanzamientos que lo merecen. Así tengo todo el tiempo que quiera para ir rescatando joyas de hace años.

Y menuda joya te he traído hoy.

Antes de nada. Te recomiendo que pinches en la imagen, te bajes el EP, lo pongas a un volumen altito y dejes de leer hasta haber terminado la escucha.

Escucha el inicio. Ya es emocionante ¿verdad? Se intuye algo grande, algo sobrecogedor que nos espera a la vuelta de la esquina. Pero no. Lo vamos a ir descubriendo paso a paso, disfrutando de sus numerosos matices.

Esta es la maestría de Crisopa (Santi Lizón), que va a saber dosificarnos las emociones y los descubrimientos sin sobresaltos, mejor que el Dr. Greene dosifica el goteo en E.R. Y no te confundas, con esto no estoy diciendo que sea rácano a la hora de darnos las armonías, melodías; emociones en definitiva. Va a ser muy generoso. De hecho hay un género predominante en el mundo de los netlabels, el minimal, que busca como seña de identidad, darnos con cuentagotas la música. A veces te hace sospechar si lo que está pasando es que no se manejan bien en este terreno y disfrazan de objetivo alguna que otra carencia. Pues como te iba diciendo, este no es el caso. Aquí encontrarás dosis generosas de música y bien administradas.

Ya nos las hemos visto con composiciones que sugieren espacios antes. Aquí hay algo más. Queda claro que el sitio que Medicamentosa nos hace visitar es un lugar vasto, pero íntimo a la vez. Como si mirásemos el interior de la mente de alguien. Sabemos que el cerebro es donde está contenida, y por muy grande que sea un cerebro no abulta más que una pelota de fútbol. Sin embargo, lo que contiene la mente es inabarcable. Pues bien, el EP parece girar en torno a una mente o consciencia en un estado concreto, y en cada uno de los temas le echamos un vistazo desde un ángulo distinto. Por ejemplo en algo cián estamos claramente contemplando todo a vista de pájaro.

Las estructuras por lo general se basan en un patrón melódico bien trazado, que se va a repetir a lo largo de todo el tema. Lo común es que empiece de forma suave y que se vaya reforzando a medida que pasa el tiempo. Iremos disfrutando de matices distintos y viendo como evoluciona el patrón, disfrutando de cada momento, pues al ser ciclos repetitivos, podemos anticipar en parte lo que va a pasar y nos sentimos como en casa. La repetición es beneficiosa, como para las plantas cuando llueve sobre mojado. El agua penetra bien en la tierra y no escurre por la superficie estropeando los tallos.

Las melodías apoyan lo anterior, porque son de esas que parece que has estado oyendo toda la vida. Es más, son sorprendentemente pegadizas, y te puedes sorprender a ti mismo tarareándolas un par de días después de la escucha, mientras revisas el correo electrónico y borras anuncios de viagra.

Hay sonidos deliberadamente imperfectos, en las frecuencias altas un ruido penetrante como si nos dijera: “Hey, soy digital. Y a mucha honra”. Hay mucho piano eléctrico (o así me lo parece) tocado en vivo, la herramienta narrativa que nos va describiendo paso a paso lo que nos rodea. Los bombos metidos en ese gran espacio que nos propone suenan como lejanas explosiones rítmicas. Los platillos y crujidos agudos están tratados con delicadeza, programados con precisión, para marcarnos el paso perfectamente en nuestro recorrido por los paisajes emocionales

Tetris triste, además de juego de palabras y trabalenguas (intenta decirlo 5 veces seguidas), es más introspectiva pero igual de épica. Se adivina una guitarra española perfectamente integrada en el ambiente.

Todo está inundado de ecos en los que nos podemos recrear y que dan lugar a coincidencias cambiantes y una riqueza extraordinaria.

Quizá es algo más que coincidencia que lo tenga en la estantería por orden alfabético justo después de Christ. Tampoco queda lejos de Brian Eno en su serie Ambient ó en mi favorito Apollo. Si no tienes trabajado a Brian Eno (vergüenza debería darte) puedes ponerte el inicio de “Where the streets have no name” de U2 donde sin duda estaba el señor antes mencionado haciendo de las suyas.

No quiero que se acabe, pero Nana Veloz marca el fin de este EP, y sin duda nos dejará con una sonrisa ensoñadora (expresión facial más conocida como “cara de bobo”) a la espera de su próximo lanzamiento.

Por cierto, Medicamentosa se publicó en Addsensor, discográfica (o netlabel, como les gusta autodenominarse) de Madrid, que no estaría mal que investigases un poquito. Puedes encontrar cosas muy interesantes, y desde luego la presentación es inmejorable. Un 10 para ellos también.

Crisopa se puso en contacto con NoEscuches y tuvo la amabilidad de enviarnos una pieza exclusiva para todos vosotros, un mini-track de casi 2 minutos. Puedes descargarla aquí:

Crisopa: 11 días mejor.mp3

¿Veis de qué estoy hablando? ¿A que es genial? ¡Muchas gracias, Crisopa!

Sobre la industria de la música y el software libre

Posted in Creative Commons, Música, Opinión by noescuches on junio 21, 2009

Te voy a confesar una cosa. Yo de internet y de computadores no entiendo una papa. Es normal, lo mío es la música.

Si no entiendes sobre algo que te interesa, lo normal es rodearse de colaboradores que dominen la materia. Pues bien, uno de éstos me ha hecho llegar un artículo muy interesante de una de las personas mas influyentes hoy en día en la internet, Ricardo Galli. Este señor viene a ser para el mundo de los computadores algo así como lo equivalente a lo que soy yo para la música popular.

Son curiosas las ensoñaciones que desarrolla sobre una hipotética industria cultural con una situación parecida a la del software libre:

Ojalá la “industria” cultural estuviese en la misma situación. El equivalente sería ver a los majors colaborando entre ellos, con productoras pequeñas y músicos de todo tipo, liberando todo con licencias libres, promoviendo el remix, con páginas webs para que cualquiera se baje la última versión de cualquier obra, organizando conferencias y conciertos para explicar el porqué es bueno compartir, sin SGAEs ni reclamando subvenciones y cánones, y además ganando dinero en el proceso.

(lee el artículo completo aquí)

Pues bien. Me resultan curiosas, como dije anteriormente, y me suenan mucho, porque éso mismo casi está pasando ya. El mundo de la música de libre descarga y de las licencias creative commons, del que me ocupo aquí, reune muchas de estas características:

-En este mundo (hasta donde yo he alcanzado a ver) las colaboraciones están a la orden del día, son múltiples y muy variadas. Normalmente la gente está muy abierta a todo tipo de propuestas y suele ser muy receptiva y agradecida, según voy comprobando. Es palpable el “buen rollo” entre autores y las discográficas (netlabels). Una posible explicación es que al haber muchísimo menos dinero de por medio (tendiendo a cero y en algunos casos incluso negativo), la competencia se hace más sana y las envidias desaparecen.

-Las “productoras” son pequeñas, muchas veces unipersonales.

-Hay músicos de todo tipo. Básicamente cada uno hace lo que le apetece cuando puede. La variedad es palpable, aunque predomina la música electrónica por su inmediatez y facilidad de producción hoy en día. Pero no sólo hay música de baile. De hecho, en este blog me centro en música electrónica pop experimental no vocal (por poner algunas etiquetas). Y me sobra material de altísima calidad.

-Las licencias más comunes en este mundillo de netlabels son las creative commons, pero hay de todo. Son “bastante” libres, pero incluyen la obligatoriedad de que las obras derivadas se distribuyan con una licencia creative commons y reconozcan al autor original, los 2 pilares fundamentales de este movimiento.

-¿Remixes? Ni siquiera hace falta pedir permiso. La gente suele comunicar al autor que se va a remezclar su música por la ilusón que le va a hacer a éste. Es como si me dice alguien que va a comentar en su página algo sobre mi blog. Pues muy bien.

-Lo de las conferencias y conciertos está a la orden del día. Además las actuaciones en directo suelen ser muy baratas ó gratuitas y suele asistir un público bastante reducido, por lo que se suele disfrutar de la actuación con toda comodidad. Esto último está cambiando poco a poco, así que manejemos esta información con cuidado para que no llegue a las masas de forma incontrolada.

-¿SGAE? ¿Qué es eso? Ah, los que me intentan cobrar de más cuando me compro los dvd en un sitio que no sea el todo a 100.

-Las subvenciones no han llegado todavía a la música con creative commons. Supongo que empezarán a llegar cuando llevemos unos 5 años en los que éstas licencias sean las más usadas en España, o pensabas que en este tema las instituciones van a ir más rápido que en todo lo demás. Lo que tengo claro es que de haber algún tipo de ayuda o subvención, ésta debería destinarse a productos culturales independientes, que no cuenten con grandes recursos de promoción tras ellos y que no produzcan millones de euros. Es decir, se deberían destinar a proyectos interesantes culturalmente, de libre distribución, novedosos y sin contratos conlas grandes productoras. Vamos, el tipo de artista del que hablo en este blog.

-El dinero ya llegará. Estoy seguro de que algunos de los músicos ya van ganando algo en directos y conferencias, pero es cuestión de tiempo.

Las compañías discográficas están dirigidas por gente que no se ha acercado a un ordenador en su vida. Es más están dirigidas por gente que tienen hijos que lo de los ordenadores lo ven como algo pintoresco, pero que no va con ellos. Quizá deberían pedir opinión a sus nietos. O mejor, dejarnos en paz, que ya disfrutamos nosotros de la música que nos apetece. Se empeñan en crear la necesidad a las masas de tener su último producto-nene guapo-con la canción de siempre. Las masas lo consiguen inmediatamente, porque una cosa que hace muy bien el ser humano (además de ser influenciable por las intensas campañas publicitarias) es colaborar con otros de su especie si todos sacan algo en claro. Eso cuando la campaña no ha influido tanto en el susodicho ser humano como para que le quiera regalar a sus seres más allegados (empezando por la familia, amigos…) la música que tanta felicidad le produce. Y sus seres más allegados se extienden a la misma velocidad que le va dando el ADSL.

Pues yo creo que la industria cultural se puede ir autorregulando con esta situación, de tal forma que las discográficas pierdan poder, que autores desconocidos que hacen las cosas bien, entren a competir con los conocidos que son buenos, que los malos vayan desapareciendo.

Por último me comentan mis informadores que existe una opinión mayoritaria entre internautas bastante de acuerdo con lo que he expuesto aquí. Tan solo falta que en lugar de quejarte tanto del poder establecido en la industria cultural, de la SGAE y de los artistas que están ahí sin mérito alguno, te molestes un poco y dejes de escuchar lo que te dan en las radiofórmulas, lo que ves en la tele y vayas apostando poco a poco por las alternativas. Un ejemplo es lo que proponemos aquí. Música electrónica no de baile, no vocal, experimental, gratuita y publicada bajo creative commons.

O mejor no escuches, que se quede todo como está y nos dejen disfrutar de este fenómeno selecto y underground, que si no luego ni se podrá conseguir una entrada para un concierto.

Gate Zero: Green Planet

Posted in Ambient, Crítica, Creative Commons, Electrónica, Música by noescuches on junio 5, 2009

gatezero_greenplanet

autor: Gate Zero

álbum: Green Planet

discográfica: Stadtgruen

No recuerdo lo que hice el fin de semana pasado. Se que hubo un concierto turbio el viernes ó sábado. Recuerdo también algo relacionado con un equipo deportivo femenino, y que el lunes por la mañana había un aparato para escuchar música en mi casa que no era mío. Me lo quedé, sí, pero creeme, cuando la sirvienta quitó la primera capa de basura, faltaban en mi salón cosas más importantes que un aparatito mono con una manzana mordida por detrás. Oí los 20 primeros segundos de cada álbum, pero éste reclamó toda mi atención y me lo tragué entero. Varias veces. Seguidas.

El primer tema consiste en una frase melódica repetitiva, que rápidamente nos hace sentirnos como en casa. Es entonces cuando empezamos a reparar en los pequeños ruidos que se van moviendo por el fondo.  Fortuitos o calculados alguno de éstos pasan al primer plano brevemente, pero vuelve a reclamar su dominio la frase principal cambiando de intensidad o quedándose sola. Con este juego de planos, no perdemos interés durante ningún momento de la escucha.

Durante toda la escucha nos encontraremos con ritmos pausados e intimistas, con ruidos que pueden ser de la naturaleza o de máquinas, pero que complementan al resto de sonidos a la perfección, convirtiendo cada tema en algo más.
Casi todos los temas son secuencias casi visuales que nos llevan de un lugar a otro sin forzarnos, sin empujones, suavemente. De vez en cuando algún sintetizador, al estilo del IDM clásico, grita brevemente por encima de nuestras cabezas.

En muchos temas predomina lo etéreo, una sensación de belleza inalcanzable o, mejor dicho, que no apetece siquiera alcanzar. Como lo que ocurre cuando miras desde la calidez del interior de tu casa un paisaje nevado a través del vidrio de la ventana. El paisaje es bello, pero fuera hace frío.

Si quieres referencias, aquí encontrarás ecos del primer Warp de mitad de los 90, en “Fresh Water Lake” juguetea brevemente con nuestros recuerdos de Boards Of Canada e incluso con los del LP Companion de Ten And Tracer. Pero no necesitas esas referencias. Simplemente pulsa el play en tu reproductor, me refiero al aparato… Tú escúchalo, que me estoy liando, el LP habrá acabado antes de que te des cuenta.

Yo te he hablado de este álbum en concreto, pero como siempre puedes seguir indagando sobre los otros lanzamientos de Gate Zero (Stefan Biermann). Su M.space parece un buen sitio para empezar.

En la web de la discográfica, donde puedes descubrir muchos otros lanzamientos de gran calidad, se habla de equilibrios entre contrarios y de como nos ayudan a encontrar nuestro camino en este mundo verde. Por lo menos Green Planet me sirvió para encontrar mi camino esta semana.

Ten And Tracer: Mshia-F-Lehkla

Posted in Crítica, Creative Commons, Electrónica, Música, Minimal by noescuches on mayo 26, 2009

mshia-f-lehkla cover_150

autor: Ten And Tracer

álbum: Mshia F Lehkla

discográfica: Rope Swing Cities

Y me dirás: “Anda, que con este te has roto la cabeza.”

Ya se que Ten and Tracer (Jonathan Canupp) es un músico conocido por todos, y que si no está en las listas de los más vendidos es porque lo mantenemos en secreto. Pero es que es un músico muy bueno. Y publica bajo creative commons. Tu escúchalo, pero en secreto, intenta que su música llegue a las masas lo más tarde posible (porque sé que es inevitable) y así podremos seguir disfrutando de las ventajas que tiene lo underground.

Este EP en concreto fue lanzado en un doble formato. Por un lado un CDR con unas ilustraciones interiores sorprendentes, y parece que la cubierta utiliza algún tipo de carpeta, que alguien ha recortado y a la que han añadido un fastener metálico para contener las ilustraciones, que van sobre soporte transparente. Por otro lado existe la posibilidad de conseguir el mismo material sonoro descargándolo directamente desde la web de la discográfica. Por eso lo comento aquí, aunque la versión que yo escucho es la del CD, que me ha facilitado uno de mis muchos contactos en USA, en este caso mi colega de Denver.

Esta música es especial. Podría empezar poniendo etiquetas como minimal, IDM, electrónica, pero eso es menos interesante que lo que puedo decir desde el punto de vista de lo que produce en nosotros  cuando la escuchamos. Daré algunas pinceladas rápidas, pero el resto lo tendrás que completar tú en escuchas sucesivas.

Hay sonidos puros y limpios que, poco a poco, se van enturbiando, como arrugando. Hay sonidos ásperos, pero que producen roces placenteros lejos de molestar. Hay sonidos débiles que van tomando fuerza poco a poco, volviéndose más gruesos. Hay otros sonidos más fuertes que se van rasgando y volviendo más frágiles.

La mayor parte de los temas se basan en una sucesión de equilibrios inestables. No hay un ritmo contundente, sino multitud de ritmos distintos pero coherentes entre sí, que si bien no nos harán saltar al centro de la pista de baile, nos harán vibrar y mover el cuerpo de forma tímida en nuestro rincón.

Desde las primeras escuchas tenemos la certeza de encontrarnos ante un sonido digital. Tenemos que profundizar un poco para descubrir que, aunque usando medios digitales, rezuma naturaleza. No sé si son muestras de sonidos naturales ó el espíritu con el que los sonidos son dispuestos y modificados, pero transmite algo natural, incluso primitivo. Si voy más allá parece incluso que nos hace recordar cosas que no hemos vivido (yo al menos). En algún punto tuve la sensación de andar por un bosque durante todo un día y a la vez haber llegado a mi refugio por la noche y estar calentándome junto a un fuego. Todo esto durante unos pocos segundos. Y sin sustancias extra.

No reconozco melodías evidentes, el típico tema que repetirás en tu cabeza hasta tirarte de los pelos. Sin embargo sí hay bellas pinceladas melódicas que no nos asaltan, sino que se encuentran ahí, estáticas, mientras nos acercamos ó alejamos de ellas en nuestro recorrido perceptivo.

Por supuesto, puedes investigar un poco en su web y disfrutar de muchas más entregas de su música. Hace poco ha lanzado su proyecto Tsotsitaal, 14 temas en varios formatos distintos con montones de ilustraciones y precios escalados, que nos asegura mucho tiempo de diversión.

Imagínate si todo esto lo supieran los chavales que van por la calle con la música en sus móviles a todo volumen.
No se lo digas a nadie. Mejor: no escuches.

En palabras exclusivas de Ten And Tracer para sus fans en NoEscuches:

Really, I want to thank NoEscuches for providing an outlet for my music and others’ distributed for free across the globe.  It’s an absolutely incredible thing to be able to connect and distribute art to such distances and with such immediacy.  I am likewise very thankful to everyone for listening and supporting Creative Commons music.

También en exclusiva podemos disfrutar por primera vez aquí de una pequeña remezcla del tema Heart Complaint (subtitulado Chosen Cues), cuyo original aparece en Mshia-F-Lehkla, así  como de una muestra en miniatura de una de sus ilustraciones:

noescuchesblock

Click para escuchar Heart Complaint (Chosen Cues).mp3

Ahora que lo leo CHOSEN CUES tiene exactamente las mismas letras que NO ESCUCHES pero en diferente orden, ha titulado con un anagrama del título de mi blog su remezcla. Ooooh. La cabeza me da vueltas.

¡Muchas Gracias, Ten And Tracer!

Y me dirás: “Anda, que con este te has roto la cabeza.”

Ya se que Ten and Tracer (Jonathan Canupp) es un músico conocido por todos, y que si no está en las listas de los más vendidos es porque lo mantenemos en secreto. Pero es que es un músico muy bueno. Y publica bajo creative commons. Tu escúchalo, pero en secreto, intenta que su música llegue a las masas lo más tarde posible (porque sé que es inevitable) y así podremos seguir disfrutando de las ventajas que tiene lo underground.

Este EP en concreto fue lanzado en un doble formato. Por un lado un CDR con unas ilustraciones interiores sorprendentes, y parece que la cubierta utiliza algún tipo de carpeta, que alguien ha recortado y a la que han añadido un fastener metálico para contener las ilustraciones, que van sobre soporte transparente. Por otro lado existe la posibilidad de conseguir el mismo material sonoro descargándolo directamente desde la web de la discográfica. Por eso lo comento aquí, aunque la versión que yo escucho es la del CD, que me ha facilitado uno de mis muchos contactos en USA, en este caso mi colega de Denver.

Esta música es especial. Podría empezar poniendo etiquetas como minimal, IDM, electrónica, pero eso es menos interesante que lo que puedo decir desde el punto de vista de lo que produce en nosotros cuando la escuchamos. Daré algunas pinceladas rápidas, pero el resto lo tendrás que completar tú en escuchas sucesivas.

Hay sonidos puros y limpios que, poco a poco, se van enturbiando, como arrugando. Hay sonidos ásperos, pero que producen roces placenteros lejos de molestar. Hay sonidos débiles que van tomando fuerza poco a poco, volviéndose más gruesos. Hay otros sonidos más fuertes que se van rasgando y volviendo más frágiles.

La mayor parte de los temas se basan en una sucesión de equilibrios inestables. No hay un ritmo contundente, sino multitud de ritmos distintos pero coherentes entre sí, que si bien no nos harán saltar al centro de la pista de baile, nos harán vibrar y mover el cuerpo de forma tímida en nuestro rincón.

Desde las primeras escuchas tenemos la certeza de encontrarnos ante un sonido digital. Tenemos que profundizar un poco para descubrir que, aunque usando medios digitales, rezuma naturaleza. No sé si son muestras de sonidos naturales ó el espíritu con el que los sonidos son dispuestos y modificados, pero transmite algo natural, incluso primitivo. Si voy más allá parece incluso que nos hace recordar cosas que no hemos vivido (yo al menos). En algún punto tuve la sensación de andar por un bosque durante todo un día y a la vez haber llegado a mi refugio por la noche y estar calentándome junto a un fuego. Todo esto durante unos pocos segundos. Y sin sustancias extra.

No reconozco melodías evidentes, el típico tema que repetirás en tu cabeza hasta tirarte de los pelos. Sin embargo sí hay bellas pinceladas melódicas que no nos asaltan, sino que se encuentran ahí, estáticas, mientras nos acercamos ó alejamos de ellas en nuestro recorrido perceptivo.

Por supuesto, puedes investigar un poco en su web y disfrutar de muchas más entregas de su música. Hace poco ha lanzado su proyecto Tsotsitaal (http://www.acrerca.com/shoppe-tsotsitaal.html), 14 temas en varios formatos distintos con montones de ilustraciones y precios escalados, que nos asegura mucho tiempo de diversión.

Imagínate si todo esto lo supieran los chavales que van por la calle con la música en sus móviles a todo volumen.

No se lo digas a nadie. Mejor: no escuches.

The X-Structure: 3 in 1

Posted in Crítica, Creative Commons, Electrónica, Música by noescuches on mayo 18, 2009

theXstructure3in1_150

artistas: The X-Structure

álbum: 3 in 1

discográfica: Bushmen Records

Esta es la primera entrega de No Escuches. Como siempre he hecho la escucha desde mi Hi-Fi para lo que me tuvieron que grabar en casete el EP, pero esta vez mientras una de mis secretarias instalaba no sé qué programa en el computador para poder conectar con la internet. Antes tenía otro, pero me explicó no se qué de Bill Gates y de virus. He de decir que a mí me parecían más interesantes los dibujitos de un pingüino simpático que salían en su pantalla, así que no presté mucha atención.

Estos chicos de Sudáfrica realmente tienen un universo propio lleno de historias en las que se mezclan animales misteriosos, aventuras épicas, equilibrios planetarios y una obsesión por las cosas ocultas de la vida y Dios. Yo me centraré en la música, pero en su web podéis indagar sobre todos estos aspectos.

El EP empieza con un ritmo sencillo y efectivo. Hace pensar en que van a hacer aparición unas guitarras de un momento a otro a lo Nine Inch Nails, pero de repente se entiende todo mejor. El bajo contundente va fijando unas frases que se repiten en distintas posiciones. El tema se desplaza de forma subterránea con un cierto toque que me hace recordar electrónica de hace 10 años.
Quizá en el segundo tema es cuando ya no queda duda. Estos chicos saben lo que están haciendo. Se manejan muy bien en este medio tiempo que rápidamente pone a trabajar tu imaginación. Diría que es un disco perfecto para acompañarte mientras viajas en el metro (yo no he viajado en metro nunca, pero me lo imagino). Claro, que quizás la gente repararía en tu cara de bobo mientras recorres tu mundo oculto, que estos tres temas te hacen ver de forma casi inmediata.

En algunos de los momentos de escucha da la sensación de que en realidad estamos presenciando uno de esos interludios instrumentales de algún disco de Depeche Mode de principios de los 90, en los que dejaban a Alan Wilder experimentar tranquilamente con sus aparatos.

Las líneas melódicas no guían el desarrollo del tema, sino que están ahí en segundo plano, repetitivas y funcionando por contraste con el resto de elementos, sugiriendo más que gritando. Ahí es donde está la clave de su éxito.
¿Sabes otra cosa buena? Su música es gratis. Se puede descargar aquí, donde además puedes encontrar el resto de su discografía. Pero no se lo digas a nadie, que luego se hacen famosos y ya la hemos liado.

En palabras exclusivas de The X-Structure para sus fans en NoEscuches:

The X-Structure is a musical adventure and with 3 in 1 we tell a bit more of our journey through life. And so, 3 in 1, and with in all our other music, is an expression of gratitude to God and is an ever growing, ever seeking, journey in sound and life.